jueves, 22 de agosto de 2013

Norte de Marruecos: Primera parada Tánger

 
 
Marruecos es un país que nunca te deja de sorprender y para los que pasamos nuestras vacaciones en el sur, nos resulta muy fácil cruzar el estrecho y cambiar unos días de ambiente.
 
Marruecos: Primera parada Tánger




Qué cielo!!



 
La salida más rápida es por el puerto de Tarifa, os recomiendo con creces la compañía naviera  FRS pues ofrece mayor cobertura horaria y los barcos son muy cómodos.
El trayecto dura unos 35 minutos y los billetes los puedes comprar tanto por su web, como directamente en ventanilla. IMPORTANTE: No olvides el pasaporte, sino no te dejan pasar a no se que te acoples a alguna excursión organizada de un día, lo cual te limita a horarios, etc...
 
 

¿Voy con coche o sin él? Si tan solo quieres darte un voltio por Tánger no merece la pena, pero si te diriges a otro destino como pueda ser Asilah (mi segunda parada) si te lo recomiendo pues el embarque para nada es engorroso y te puede costar incluso menos de lo que vale alquilar un coche allí y encima la flota que te ofrecen es un tanto obsoleta.
Cuidado en que época decidas viajar, pues si coincides con la operación paso del estrecho te arriesgas a estar ni se sabe cuántas horas de espera, sí vas con coche, claro!! si vas a pie, sin problemas!!! Yo tuve un episodio Conexión Samantha que no os quiero ni contar!!!
 
Nuestra opción fue pasar un día en Tánger, focalizar nuestra visita sólo  en la medina, ni pisar la parte más moderna. Cogimos el barco tempranito y vuelta al atardecer, con eso suficiente. Recuerda atrasar el reloj 2 horas!!
Cuando te bajes del barco, coges un taxi por 3€ te llevan a la plaza del 9 de Abril y desde ahí comienza la aventura.



 



Tánger es una ciudad maravillosa para perderte dentro de su medina, sucia como ella sola (una gran diferencia con Asilah), pero auténtica como la que más y nada peligrosa. dentro de sus límites encontrarás el Gran Zoco, el pequeño y otros mercadillos Me encanta todo ese callejeo, cafés decadentes y mezquitas que encuentras por cualquier esquina.
El regateo es el deporte favorito de todos los turistas, terminas pagando la tercera parte de lo que apriori te piden. Charlas con los tenderos, te sientas, te ríes, te peleas... se que hay a gente que este tipo de acciones les enerva pero nosotras lo pasamos bomba.
Bolsos, collares, antiguedades, túnicas, alfombras, especias... lo que quieras puedes encontrar entre todo el cacharrerío de los bazares .


Me encantó esta tienda



 




Mil pócimas!!





Boticario dando consejillos...



Nombre de calles imposible de retener, tan solo piérdete por ellas, pues cada una es un mundo. Si o sí verás que en algún momento apareces en el Zoco Chico, rodeado de hotelitos, restaurantes y cafés;plaza conocida por la cantidad de artistas y escritores que han estado en ella, lugar perfecto para tomarte un té y meterte en el ambiente.

 
 
 
 
Mirador con vistas al mar
 
 



Cualquier calle...


Me sorprendió ver tantos tallercitos de costura, antiguas máquinas de coser, hilos, tejidos de colores....un paseo muy entretenido.


Eligiendo telas

 
Qué colores!!!!

 
Cosiendo...



Subiendo unas empinadísimas calles llenas de talleres de costura, llegamos al Restaurante Le Nabab, sugerencia de mi amiga Mytenida, típico marroquí con un diseño fantástico con aires minimalistas, muy limpio y una atención excelente, altamente recomendable!
 
 
Le Nabab
 


















Mis lugares pendientes:
 
Tres recomendaciones de hoteles en Tánger, cada uno en su estilo, que tengo pendiente de visitar , lo dejaremos para la próxima vez que me quede a dormir
 
Villa Josephine. Por lo visto el atardecer, impresionante!!
Hotel Minzah    Mezcla perfecta de estilo árabe con andaluz
La Tangerina     Ideal para estar dentro de la medina





En breve seguimos con Asilah!