jueves, 22 de agosto de 2013

Norte de Marruecos: Primera parada Tánger

 
 
Marruecos es un país que nunca te deja de sorprender y para los que pasamos nuestras vacaciones en el sur, nos resulta muy fácil cruzar el estrecho y cambiar unos días de ambiente.
 
Marruecos: Primera parada Tánger




Qué cielo!!



 
La salida más rápida es por el puerto de Tarifa, os recomiendo con creces la compañía naviera  FRS pues ofrece mayor cobertura horaria y los barcos son muy cómodos.
El trayecto dura unos 35 minutos y los billetes los puedes comprar tanto por su web, como directamente en ventanilla. IMPORTANTE: No olvides el pasaporte, sino no te dejan pasar a no se que te acoples a alguna excursión organizada de un día, lo cual te limita a horarios, etc...
 
 

¿Voy con coche o sin él? Si tan solo quieres darte un voltio por Tánger no merece la pena, pero si te diriges a otro destino como pueda ser Asilah (mi segunda parada) si te lo recomiendo pues el embarque para nada es engorroso y te puede costar incluso menos de lo que vale alquilar un coche allí y encima la flota que te ofrecen es un tanto obsoleta.
Cuidado en que época decidas viajar, pues si coincides con la operación paso del estrecho te arriesgas a estar ni se sabe cuántas horas de espera, sí vas con coche, claro!! si vas a pie, sin problemas!!! Yo tuve un episodio Conexión Samantha que no os quiero ni contar!!!
 
Nuestra opción fue pasar un día en Tánger, focalizar nuestra visita sólo  en la medina, ni pisar la parte más moderna. Cogimos el barco tempranito y vuelta al atardecer, con eso suficiente. Recuerda atrasar el reloj 2 horas!!
Cuando te bajes del barco, coges un taxi por 3€ te llevan a la plaza del 9 de Abril y desde ahí comienza la aventura.



 



Tánger es una ciudad maravillosa para perderte dentro de su medina, sucia como ella sola (una gran diferencia con Asilah), pero auténtica como la que más y nada peligrosa. dentro de sus límites encontrarás el Gran Zoco, el pequeño y otros mercadillos Me encanta todo ese callejeo, cafés decadentes y mezquitas que encuentras por cualquier esquina.
El regateo es el deporte favorito de todos los turistas, terminas pagando la tercera parte de lo que apriori te piden. Charlas con los tenderos, te sientas, te ríes, te peleas... se que hay a gente que este tipo de acciones les enerva pero nosotras lo pasamos bomba.
Bolsos, collares, antiguedades, túnicas, alfombras, especias... lo que quieras puedes encontrar entre todo el cacharrerío de los bazares .


Me encantó esta tienda



 




Mil pócimas!!





Boticario dando consejillos...



Nombre de calles imposible de retener, tan solo piérdete por ellas, pues cada una es un mundo. Si o sí verás que en algún momento apareces en el Zoco Chico, rodeado de hotelitos, restaurantes y cafés;plaza conocida por la cantidad de artistas y escritores que han estado en ella, lugar perfecto para tomarte un té y meterte en el ambiente.

 
 
 
 
Mirador con vistas al mar
 
 



Cualquier calle...


Me sorprendió ver tantos tallercitos de costura, antiguas máquinas de coser, hilos, tejidos de colores....un paseo muy entretenido.


Eligiendo telas

 
Qué colores!!!!

 
Cosiendo...



Subiendo unas empinadísimas calles llenas de talleres de costura, llegamos al Restaurante Le Nabab, sugerencia de mi amiga Mytenida, típico marroquí con un diseño fantástico con aires minimalistas, muy limpio y una atención excelente, altamente recomendable!
 
 
Le Nabab
 


















Mis lugares pendientes:
 
Tres recomendaciones de hoteles en Tánger, cada uno en su estilo, que tengo pendiente de visitar , lo dejaremos para la próxima vez que me quede a dormir
 
Villa Josephine. Por lo visto el atardecer, impresionante!!
Hotel Minzah    Mezcla perfecta de estilo árabe con andaluz
La Tangerina     Ideal para estar dentro de la medina





En breve seguimos con Asilah!




 
 
 
  
 
 
 
 







miércoles, 29 de mayo de 2013

Dubai

Nuevo Dubai
Dubai antiguo

Si en mi anterior post os hablaba sobre Jericoacoara, ese rincón salvaje, sencillo, fresco.. en la quinta punta de Brasil, en esta entrada os hablaré de una paraje totalmente contrario donde el lujo, los brillos, dorados y grandes opulencias están omnipresentes,sin olvidar todos los contrastes que puedes encontrar con la parte antigua, me refiero a Dubai.
Volamos con  Emirates, aquí comienza la experiencia, servicio - servicio- servicio es lo que prima en esta compañía. Si viajas en turista, nada tiene que envidiar a la business de cualquier otra, y si tienes la suerte de hacerlo en first-class,en lo último que puedes pensar es que vas dentro de un avión.
El vuelo dura menos de siete horas y la diferencia horaria es tan solo de tres, por lo que en un día te amoldas al nuevo horario sin problemas.
Nosotros fuimos por trabajo y nos alojamos en un hotel cerquita del aeropuerto pero en la ciudad, todas las grandes cadenas tienen su representación y todos con sus playitas privadas.
Si te va bien la vida, puedes optar por un up-grading en el hotel Armani, dentro del Burj Khalifa, la torre más alta del mundo.

 Cosas que hacer en Dubai


Dubai se hizo pensando en convertirla en uno de los mejores destinos turísticos. me sorprendió bastante esta ciudad pues iba demasiado condicionada por  las imágenes y artículos que habia visto y leido sobre el destino pero, honestamente, me llevé una grata sorpresa pues me gustó mucho más de lo que me podía imaginar. Es algo totalmente diferente, sino existiera, habría que inventarlo!!!! no sólo por sus riquezas, lujazos,construcciones, alturas, Ferraris y diseño, sino también por la gente. El ambiente es muy cosmopolita y sobretodo está lleno de expatriados. Se produce una  mezcla curiosa entre el ambiente europeo y todas aquellas dubaities ideales que dejan ver de una manera, un tanto descarada, los dinerales que llevan en ropa y calzado, sutilmente tapadas con las elegantes típicas túnicas negras conocidas como abbayas y ellos, vestidos de blanco inmaculado, todo un contraste!!





Vistas desde el mar







Torre Twist


Los dubaities precisamente no brillan  por su simpatia, sobretodo los que trabajan en los comercios y servicios de hostelería, pero imagino  que poco a poco irán entendiendo la importancia que supone el turismo para ellos.Cuando viajas a Dubai, tienes que tener presente determinadas reglas por respeto a sus costumbres,sobre todo en el mes de Ramadán,  aunque se considera como el Emirato más liberal si lo comparas con el resto.

Como casi todos los destinos asiáticos, se distingue claramente la parte vieja y nueva de la ciudad, comenzamos con Dubai Creek,  conocida como la parte antigua, durante el siglo pasado era considerado como el puerto más importante de la región.





Tuvimos la suerte de llegar al atardecer por lo que la luz era impresionante y para cruzar a  Deira, antiguo centro de Dubai, nos montamos en una barquita de lo más típica (ni tres minutos tarda, ni medio € cuesta), llevándote directamente al mercado de las especias y del oro.



Creek




Mercado de las especias




Especias


Mercado del oro



Muy sencillos los collares,eh!!

Algo que me sorprendió bastante, fué ver pasar los barcos cargueros de madera antiguo que continuamente van y vienen de Irán, imagen que te transporta a otro mundo muy lejano al que estamos acostumbrados.





Nos volvimos a la parte nueva de la ciudad en metro, supermoderno, barato, rápido y con wifi!!. Las vías son elevadas por lo que durante el trayecto puedes disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad.
Una curiosidad que os puedo contar es que dentro del metro,existen vagones "solo para mujeres" Cómo te quedas????????????






Ellas

Ellos





















En Dubai, todo el mundo va en coche, con deciros que me costó encontrar un paso de peatones. La vida se hace dentro de los grandes centro comerciales conocido como "Mall". Los más importantes son Dubai Mall y Mall of Emirates, pensad un centro comercial cualquiera de nuestro país, multiplicado por 5 o10 veces, sin exageraros!!! Es una solución de entretenimiento para no sufrir esos famosos 45 grados de temperatura que suele hacer entre los meses de Mayo y Septiembre.





Distingues claramente la parte del shopping europeo, donde la huella de nuestro Amancio nunca falta, parte de grandes firmas internacionales de lujo y firmas asiáticas, fijaros que popurrí de fotos os he seleccionado...

¿Qué os falta aqui?










Louboutin!



Blahnik


Los Diiorrrr




Podéis encontrar hasta una mini estación de esqui dentro del Mall, por si te entra mono de esquiar...


Estación de ski dentro del Mall




 En estos mismos edificios encontrarás toda variedad de restaurantes, desde los más sencillos a los muy sofisticados. La variedad de comida es muy amplia, encuentras mucha cocina internacional y sobretodo libanesa. Comer allí no es caro, a no ser que tientes algún día a cenar en uno de los magníficos restaurantes de altura que nunca mejor dicho podrás encontrar en cualquiera de las plantas del Burj Khalifa, junto al Dubai Mall.




Comida típica libanesa, buenísima!!










Cualquier tienda de Cupcakes



Eligiendo coche




Hasta las golosinas son grandes!!





























Hasta un Acuario!!!!


Os recomiendo subir un día a la torre, es algo espectacular pero no olvidéis sacar la entrada con bastante antelación por internet Burj Khalifa puesto que suele haber mucha demanda y a través de su página es como 4 veces más barato que si lo haces insitu, en el Dubai mall, nivel G.

Cada  hora, desde la una del medio día hasta las once de la noche, hay un espectáculo de aguas precioso donde miles de turistas se concentran, toda una feria de flash!!

video


Otra opción muy interesante es visitar el hotel Burj Al-Arab , puedes reservar por mail una plaza para disfrutar por la tarde  del conocido "Te time", en la planta 27. Un lugar digno de disfrutar de unas vistas impresionantes acompañadas de buen champán y una exquisita variedad de dulces y salados, es un regalo para tus cinco sentidos. es un pelín caro, pero merece la pena.




Nuestra última mañana, la dedicamos a visitar playas, no se si artificiales o no, lo que os puedo decir que estaban superlimpias y "gustosas", como dicen mis amigas "greys". Si te puedes encontrar en una playa a los típicos dubaitíes y a menos de dos metros las típicas rubias megaideales de tanga mínimo, más mezcla imposible.






Por último nos fuimos en taxi a visitar la zona de Jumeirah, comenzando por  The Atlantic The Palm Jumeirah




Vistas del hotel Atlantic



Seguro que lo habréis visto miles de veces en televisión en cualquier reportaje de los que hacen sobre Dubai mostrándonos este impresionante hotel llenos de jardines con esa famosa suite de nosecuantosmil m2 X nosecuantos mil €, está dentro de Palm Jumeirah una de las tres islas artificiales que forman Palm Island. A su lado están dos estaciones de monorriel que conecta el conjunto del resort con la zona principal de la isla; es un área residencial de villas, apartamentos  con cientos de oportunidades de ocio y relax, varios puertos deportivos con unos paseos muy agradables llenos de restaurantes y bares más que sofisticados... ¿Inspirado en nuestro Puerto Banús?


Nuestra vuelta al aeropuerto en estos taxi Barbies, como son!!!!!

Esperamos volver!!!!!!!